This website is available in your language $languageName   English Close

¿Qué es MakerDAO?

Un nuevo término relacionado con los criptoactivos ha aparecido en Twitter en los últimos años: “DeFi”. Denota una nueva ola de aplicaciones de blockchain descentralizadas complementarias al sector financiero. Desde Coinhouse le ofrecemos una breve descripción y perspectiva

La búsqueda de Stablecoins.

Los criptoactivos, como tipología de activos emergentes, tienen un precio que fluctúa bruscamente ya que su verdadera valoración es difícil de establecer para el mercado. Esta característica, si bien puede atraer inversores y especuladores, resulta problemática cuando se desea utilizarlos como dinero.

Todo el ecosistema cripto ha estado buscando durante mucho tiempo un activo que reproduzca el valor de las monedas fiduciarias, con un precio estable igual a un dólar estadounidense, por ejemplo. Simplificaría la experiencia de los usuarios menos técnicos y los cálculos contables de los creadores de aplicaciones, garantizaría un sistema de pago sin temor a una recesión del mercado y gestionaría fácilmente las salidas de efectivo de los Smart Contracts.

Los primeros intentos de crear stablecoins surgieron en forma de sistemas de replicación de garantía contra monedas fiduciarias como Tether. El principio es simple: Tether emite tantos tokens como USD tenga la empresa en su cuenta bancaria.

Aunque Tether ha tenido un éxito significativo en el ecosistema, con más de dos mil millones de unidades actualmente en el mercado, existen muchos riesgos asociados con este proyecto: ¿Cómo podemos confiar en el actor que genera el USDT? ¿Quién garantiza la convertibilidad del activo? ¿Cómo podemos confiar en las auditorías que verificarán la presencia de fondos? ¿Qué sucede si una entidad estatal “congela” o incauta fondos depositados en el banco?

Una stablecoin descentralizada.

A finales de 2017, MakerDAO ofrecía una solución alternativa que no dependía del mundo físico ni de una autoridad central: un sistema similar a empeñar un objeto a cambio de un préstamo. Y al igual que el empeño de un objeto físico, la entidad que recibe el objeto pignorado tiene la opción de revenderlo si el prestatario no lo devuelve.

En el caso de MakerDAO, el objeto que se empeña es un criptoactivo, y el préstamo se expresa en una criptomoneda creada para la ocasión y cuyo precio no fluctúa, el DAI. La entidad que mantiene el criptoactivo pignorado es un Smart Contract llamado Collateralized Debt Position (Posición de Deuda Colateralizada) o CDP, que solo el acreedor puede desbloquear.
Por tanto, el sistema MakerDAO permite obtener préstamos sin un tercero de confianza, sin constitución de expediente, a un tipo de interés especialmente atractivo y con plazos de amortización a la discreción del prestatario, todo con una total garantía de seguridad ya que se gestiona a través de Smart Contracts.

¿Y si sale mal?

El valor de la stablecoin DAI, para que se considere constante, debe estar garantizado por el hecho de que la garantía siempre vale al menos la cantidad equivalente a lo prestado. Por el momento, solo el ether se puede usar como garantía, aunque el sistema planea agregar nuevos criptoactivos rápidamente. Ether está disponible para compra y venta en nuestra plataforma Coinhouse.com.

Dado que el valor de ETH fluctúa por naturaleza, en el caso de que el precio de Ethereum aumente, el valor comprometido aumenta proporcionalmente, por lo que no es un problema. Por otro lado, si el precio de Ethereum baja, el valor de la garantía podría caer por debajo de la cantidad del préstamo. El prestatario no tendría más intereses para pagar el préstamo y el sistema colapsaría.

Es por eso que se establece un mecanismo de seguridad al crear el préstamo: la garantía del préstamo nunca puede caer por debajo del 150%. Si el precio de Ethereum cayera e lo suficiente como para que la garantía alcanzase el 150%, se iniciaría un proceso de liquidación y cualquiera adquiere la opción de pagar la deuda en lugar del prestatario para equilibrar la situación.

Estos actores no lo hacen por amabilidad sino por codicia: quien liquida el préstamo gana el 13% de la cantidad de la deuda, tomado de los fondos del prestatario.

En cualquier caso, el prestatario debe considerar el grado de riesgo que asume al elegir el valor de su depósito en comparación con su préstamo, que puede controlar mediante la rapidez y regularidad de sus reembolsos.

¿No lo ha entendido? Pongamos un ejemplo.

Supongamos que un desarrollador informático dispone de un capital de 100 ETH, fruto de un ahorro a largo plazo, con una necesidad a corto plazo de comprar un ordenador por valor de 2.000 dólares, pero que no dispone de la cantidad de dinero necesaria en este momento.

Esta persona tiene varias opciones:

  • Pedir un préstamo tradicional y constituir un expediente, contratar un tipo de interés y pagos mensuales de amortizaciones, con todas las dificultades que puede suponer una situación de precariedad laboral, como es el caso de muchos “nómadas digitales” o autónomos en el sector digital
  • Vender 16,5 ether a 120 dólares y arriesgarse, si el precio de ETH aumenta a mediano plazo, a perder una oportunidad de ganancia de capital
  • Empeñar estos 100 ETH en un CDP, crear 2.000 DAI y cambiarlos por euros a través de un servicio como Coinhouse

Si opta por esta última opción, deberá reembolsarla a una tasa de interés anual del 1%, calculada al instante. Con una tasa de garantía muy cómoda del 632%, el precio del ether tendría que bajar a 28,83 dólares para desencadenar una liquidación.

El desarrollador informático puede optar por pagar su deuda según sus medios, con total libertad y recuperando la totalidad de su depósito después del pago de su deuda, sin poner en peligro sus ahorros a largo plazo por culpa de sus necesidades a corto plazo.

Comparemos la oferta de crédito de MakerDAO con el sistema bancario tradicional: donde el mundo crediticio tradicional se basa principalmente en depósitos de carácter inmobiliario en el contexto de las hipotecas, MakerDAO presenta más riesgo de contraparte debido a la volatilidad del ether, pero representa un sistema de crédito transparente y accesible sin terceros de confianza.

¿Quién recibe los intereses del préstamo?

Cada préstamo DAI tiene un tipo de interés del 1% que, cuando se devuelve, desencadena la compra y destrucción de una cantidad equivalente de MKR, un segundo token en el sistema MakerDAO, cuyo valor fluctúa según la oferta y la demanda. Al destruir una cantidad de MKR con cada reembolso de préstamo realizado en el sistema, el valor de cada token de MKR restante tiende a aumentar automáticamente.

Cada token MKR es, en cierto modo, una parte financiera del sistema MakerDAO. Cuanto más se usa el sistema, más debe aumentar el valor del token MKR, debido a su escasez progresiva. El token MKR también permite votar sobre la evolución del sistema, en proporción a la cantidad de tokens que tiene cada titular. Por ejemplo, una votación reciente aumentó la tasa de interés de los préstamos del 0,5% al ​​1%.

La dualidad entre el DAI, un token estable en valor, y el MKR con fines de gobernanza con capacidad especulativa asegura la estabilidad del sistema. Los titulares de MKR se benefician directamente del uso del DAI y el funcionamiento del DAI es gestionado por los titulares que, en caso de crisis del mercado, protegen el sistema.

El MKR es, por tanto, la última línea de defensa del sistema MakerDAO: en caso de una crisis grave y una caída repentina y prolongada del precio del ether, se generan automáticamente MKR para pagar deudas y destruir DAI que ya no tengan garantías suficientes. Este cierre de emergencia diluiría la valoración de MKR, pero hasta ahora no se ha tenido que utilizar.

El sistema MakerDAO tiene otros mecanismos de seguridad complejos que garantizan la colateralización y que permiten evitarla. Aparte de la clásica liquidación de CDP que tiene lugar todos los días, ninguno de estos mecanismos ha tenido que implementarse, incluso en un mercado con prolongada tendencia a la baja.

Desde un punto de vista financiero, ser propietario de DAI es “poner a disposición” su riesgo a cambio de estabilidad, dejando escapar cualquier oportunidad de ganancia para protegerse contra la posibilidad de pérdida. Los especuladores están en este sistema al servicio de la estabilidad asumiendo los riesgos pero recaudando los beneficios potenciales.

Una respuesta a las necesidades de la especulación.

MakerDAO se puede utilizar como una herramienta especulativa, permitiendo el uso del efecto palanca: desde un punto de vista puramente financiero, generar DAI es lo mismo que apostar por el aumento de ETH.

Un especulador astuto puede depositar ether en un CDP para generar DAI, vender este DAI para obtener más ETH, que a su vez se depositarán nuevamente en este mismo CDP para crear más DAI, etc. La deuda en DAI continúa, pero la cantidad de ether en depósito en el contrato CDP está aumentando.

Si el precio de ether baja, se producirá una liquidación, por supuesto. Pero si ether gana en valor significativamente, el porcentaje de garantía de CDP aumentará automáticamente. Como los contratos CDP son dinámicos, siempre que no se cruce el límite del 150% de garantía, es posible retirar más DAI del contrato, reembolsar parte de él o, por el contrario, retirar o agregar ether en CDP.

Aumentar su exposición al riesgo para aumentar sus ganancias potenciales es una de las estrategias populares entre los especuladores.

Por el contrario, un especulador que apuesta por una caída en ether también puede movilizar el sistema MakerDAO: vender ETH contra DAI, esperar a que baje el precio de ETH y utilizar el capital en DAI para obtener más ETH. En este contexto, no hay CDP para movilizar, un simple pedido en los mercados es suficiente.

Una fuente de estabilidad.

Algunos actores del ecosistema, como Aragón, han optado por utilizar el sistema MakerDAO en su gestión empresarial. Proyecto fuertemente ligado al éxito de Ethereum, pero con un gran impacto en sus reservas financieras por la caída de los precios del ether y del sector en 2018, Aragón ha optado por no vender sus reservas de ether a bajo precio obtenido durante el ICO para financiar sus costos operativos. Por lo tanto, los directores de proyecto han abierto un CDP que tiene vastas reservas y genera el DAI necesario para sus gastos corrientes.

Si bien esta elección no está exenta de riesgos en caso de una fuerte caída del ether, es una forma de sobrevivir largos meses o años en el mercado a la baja sin afectar las reservas del proyecto a largo plazo. Si se produce un mercado con tendencia al alza a medio plazo, Aragón podrá recomprar su deuda por una cantidad mucho menor de ether.

En general, todos estos actores tienen necesidades y objetivos diferentes y todos tienen un perfil más o menos “especulativo”. Sus acciones se compensan entre sí y equilibran el sistema en su conjunto, lo que deja libre acceso al DAI para todos, como un activo intrínsecamente no especulativo, una unidad de cuenta confiable, un medio de intercambio descentralizado y depósito de valor resguardado de la alta volatilidad del sector. Este tipo de activo se conoce comúnmente como moneda.